Entrada destacada

Premonición

Una extraña sensación le recorrió. Al principio, pensó que era el tacto de los pétalos; las flores del jardín con aquella textura de papel ...

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Un amor de porcelana

     Tanteo el colchón, con los ojos aún entrecerrados, pero solo toco el somier vacío.

        –¿Jorge?

     Bostezo al tiempo que miro la hora en el móvil. Son las nueve de la mañana.

        –Estoy en el salón.

     Me bajo de la cama, entro al baño a lavarme la cara, con agua fría, y voy con él.


     La imagen que veo nada más entrar al salón, me parece muy perturbadora: mi novio sentado en el sofá cepillándole el pelo a su muñeca Bea.

        –Buenos días, que pronto te has levantado.

     Me acerco a la mesa, cojo un cruasán y le doy un mordisco.

        –Ya, es que me apetecía estar un rato con Bea.

        –¿Y por qué no estás conmigo, que soy tu novia?...