Entrada Destacada

Un malentendido

De fondo en la tormenta sus tacones se escuchaban. Entró en la habitación. El pelo detrás de las orejas dejaba ver dos diamantes. Le dio un...

viernes, 5 de mayo de 2017

Recuerdos Ocultos

Entonces, dejó de cantar. Los acordes de las guitarras habían empezado a sonar como el llanto de un niño. Un sollozo que se reflejaba en su mente nítido y desgarrador. Las manos le temblaban. El micrófono se le escurrió y ella huyó de aquel escenario de cuadros blancos y negros.